Enfermedades inflamatorias intestinales

La Colitis Ulcerosa (CU) y la Enfermedad de Crohn son enfermedades inflamatorias intestinales consideradas Enfermedades raras.

imagen de noticia
05 April, 2017 Principado de Asturias Imprimir

La Colitis Ulcerosa (CU) y la Enfermedad de Crohn son enfermedades inflamatorias intestinales consideradas raras cuyos patrones epidemiológicos y clínicos fueron estudiados por REpIER hace varios años. Asturias, en esos estudios, presenta una elevada frecuencia de enfermedades inflamatorias intestinales crónicas medida en términos de Razón de Morbilidad Estandarizada (Atlas Nacional provincial de Enfermedades Raras. Repier, 2006).

Las Colitis Ulcerosas se caracterizan por la inflamación y posterior ulceración de la pared interna del colon. Producen unos síntomas muy típicos que incluyen la diarrea que a veces se acompaña de sangrado y dolor abdominal.

La Colitis Ulcerosa como otras enfermedades inflamatorias intestinales es una enfermedad crónica, que cursa con brotes de reagudización alternando períodos de remisión.

No se conoce muy bien su causa, pero si se ha demostrado que puede ser inducida por factores ambientales externos o internos (infección intestinal, etc.).

La inflamación como primer inicio del problema comienza habitualmente en el recto y colon sigmoide pudiendo extenderse a partes altas del colon. Del intestino delgado afecta únicamente al ileon.

El espectro clínico más frecuente es la diarrea acompañada de mucosidad y la posibilidad de de que también conlleve sangrado.

Se han elaborado muchas hipótesis etiológicas sobre la enfermedad pero ninguna de ellas se ha conseguido probar.

No existen tratamientos específicos que sean efectivos, recurriendo en casos extremos a la cirugía de colon.

Objetivos: Hemos planteado este estudio para medir la incidencia y los diferentes factores de la Colitis Ulcerosa en el Principado de Asturias entre 2000-2008.

 

La Enfermedad de Crohn es una enfermedad inflamatoria intestinal de origen autoinmune caracterizada por la inflamación que afecta principalmente al ileon terminal si bien puede dañar cualquier parte del intestino grueso o delgado.

La enfermedad de Crohn se divide en función de su localización, edad de inicio o en función de su comportamiento (inflamatoria, estenosante, perforante en función de su acción fisiopatológica).

Cursa en forma alternante entre brotes con cuadros floridos clinicamente y períodos de remisión generalmente asintomáticos. Los ciclos tienen patrones específicos para cada individuo. Lo mismo sucede para la gravedad de la expresión clínica.

No se conoce muy bien su causa, pero si se ha demostrado que puede ser inducida por factores genéticos y autoinmunes.

El espectro clínico más frecuente suelen ser lesiones anales, aparición de fiebre, dolores abdominales, úlceras orales, pérdida de peso, anorexia, dolor y calambres abdominales y fatiga. Debido a defectos en la absorción de nutrientes es frecuente hipovitaminosis B12, malnutrición y anemia.

La enfermedad de Crohn se parece mucho a la Colitis Ulcerosa, si bien la diferencia más sustancial entre ellas es el grado de afectación de la pared intestinal, afectando en el caso de la enfermedad de Crohn a todas sus cuatro capas y en la Colitis Ulcerosa únicamente a la mucosa y submucosa.

No existen tratamientos específicos que sean muy efectivos, recurriendo en casos extremos a la cirugía de colon. No obstante suelen ser útiles el reposo, fármacos como la mesalazina y corticoides y medidas de carácter dietético con dieta baja en fibras y grasas y alta a ser posible en proteínas y calorías. Si existe malnutrición debe complementarse con los productos de los que se carece.

Objetivos: Nos hemos planteado este estudio para medir la incidencia y los diferentes factores de la Enfermedad de Crohn en el Principado de Asturias entre 2000-2008.

Editado por última vez el: 27 July, 2017 Imprimir