Informe Epidemiológico-Tuberculosis en Asturias 2015

La incidencia de la Tuberculosis en Asturias desciende de manera continua en los últimos años, con una tasa de éxito de tratamiento por encima de los objetivos marcados por la OMS.

imagen de noticia
31 August, 2018 Imprimir

El Servicio de Vigilancia Epidemiológica de la Dirección General de Salud Pública ha realizado un estudio relativo a los casos de tuberculosis de Asturias del año 2015  en el que se describen las características epidemiológicas de la tuberculosis (TB) en Asturias y su evolución temporal.

Como resumen de los resultados del citado estudio se encuentran:

  • En el año 2015 se han producido 126 casos de TB lo que supone una tasa de 12 casos por 100.000 habitantes. En los últimos años se viene produciendo un descenso de la tasa de TB en nuestra Comunidad Autónoma pasando de 41,5 casos por 100.000 habitantes en el año 1998 a 12 casos por 100.000 habitantes en el 2015.
  • El 92,9% de los casos de TB son casos nuevos, lo que representa una tasa de 11,1 nuevos casos de TB por 100.000 habitantes.
  • El sistema básico para la vigilancia de la TB es el sistema EDO, el cual consta de una Declaración Inicial del Caso (sospechoso, probable, confirmado) y una Encuesta Epidemiológica de Fin de Seguimiento, con información relativa al resultado del tratamiento del caso para proceder a su cierre. En el año 2015, de los 126 casos de TB detectados en Asturias, solo en 87 casos (69%) se recibió al Declaración Inicial EDO lo que supone una infradeclaración del 31%; y, de éstos, únicamente se ha notificado la Encuesta Epidemiológica de Fin de Seguimiento, en 6 casos, lo que corresponde a una exhaustividad en la declaración completa (Declaración Inicial+ Encuesta) del 6,9%, el peor dato de los últimos años.
  • La falta de notificación de los casos de TB bacilíferos, que resulta preocupante por tener importante repercusiones en salud pública, ha mejorado con respecto al año anterior pasando del 14% en 2014 al 9,7% en 2015.
  • La TB es más frecuente en hombres que en mujeres (57,9% y 42,1% respectivamente).
  • Las tasas de incidencia más altas ocurren en los grupos de ≥75 años y de 25-34 años (26,8 y 15,4 casos por 100.000 habitantes respectivamente).
  • La tasa en la edad pediátrica (<15 años), ha sufrido un incremento con respecto al año anterior pasando de 2,6 a 5,2 casos por 100.000 habitantes.
  • La forma de presentación más frecuente continua siendo la TB pulmonar exclusiva con un 50,8 de los casos, siendo bacilíferos el 40,3%.
  • El 71,4% de los casos de TB han sido confirmados bacteriológicamente, identificándose un 10,2% de aislamientos de TB resistentes, y dos casos de TB multirresistente (MDR-TB), no existiendo en este año ningún caso de ni extremadamente resistente (XDR-TB).
  • Los factores de riesgo más frecuentes para la TB en el año estudiado fueron el tabaquismo, con un 23%, la diabetes y el contacto con caso de TB, ambos con un 16,7%, y la neoplasia y la inmunosupresión, en el 9,5% de los casos para cada uno de ellos.
  • Un 10,3% de los casos son personas nacidas en el extranjero lo que representa una tasa de 1,2 casos por 100.000 habitantes, de los que tres de ellos son casos importados (infectados fuera de España), lo que supone que el 76,9% de los casos nacidos fuera de España se infectan aquí.
  • La prevalencia de enfermos tuberculosos coinfectados por el VIH es del 4,8% (tasa de 0,6casos por 100.000 habitantes). La determinación del estatus VIH entre los casos de TB se ha realizado en el 46,8% de los mismos.
  • El retraso diagnóstico total de los casos de TB ha sufrido un descenso con respecto al año anterior, lo mismo ocurre en el retraso diagnostico atribuible al paciente y al sistema. Es mayor en mujeres que en hombres, aumenta con la edad y es claramente superior en las TB extrapulmonares.
  • En el 81% de los casos se ha producido ingreso hospitalario. Respecto a la pauta de tratamiento, la de 6 meses ha sido mucho más frecuente que la de 9 meses (89,7% y 7,1% respectivamente). El empleo de 4F ha sido ligeramente superior que el de 3F (49,2% y 48,4% respectivamente). El 90,5% de los casos realizaron el tratamiento de forma autoadministrada diaria, y solo en el 7,9% se realizó algún tipo de tratamiento supervisado.
  • El 87,3% de los casos (tasa de 10,5 casos por 100.000 habitantes), han presentado un resultado de tratamiento satisfactorio o éxito de tratamiento (77% tratamiento completo y 10,3% curación bacteriológica). Un 9,5% de los casos fallecieron (tasa de 1,1 casos por 100.000 habitantes) y, en el 3,2%, no se dispone de la información del resultado por pérdida en el seguimiento del caso.
  • Dentro de los casos de TB pulmonar bacilíferos, el porcentaje de éxito del tratamiento (curación bacteriológica y tratamiento completo) es del 93,5%, superior al objetivo de la OMS.
  • En el año 2015 se han producido 20 Alertas de Salud Pública por TB (17,5% de los casos, tasa de 2,1 Alertas por 100.000 habitantes) y dos brotes de TB (4,8% de los casos, tasa de 0,6 brotes por 100.000 habitantes). Los colectivos más afectados fueron los Centros de Atención a la discapacidad y los Geriátricos. La información relativa a los resultados del estudio de contactos (EC) dentro de las Alertas por TB se obtuvo en el 90% de los casos.

Podemos concluir, que para poder continuar con un descenso continuado de la incidencia de TB en Asturias y poder cumplir con las recomendaciones de la nueva estrategia mundial Fin a la tuberculosis de la OMS (Estrategia End TB) y del Plan para la prevención y control de la TB en España es necesario:

  • Intensificar la detección precoz de tuberculosis pulmonar en los adultos jóvenes, para cortar las cadenas de transmisión.
  • Aumentar la sospecha diagnóstica de tuberculosis en las personas de edad avanzada, ya que en éstas existe mayor riesgo de desarrollar formas extrapulmonares con dificultad de tratamiento y mayor mortalidad durante el mismo.
  • Mejorar la notificación de la enfermedad a través del sistema EDO y la declaración de la situación final delcaso.
  • Realizar un adecuado estudio de contactos y seguimiento de los mismos, más aún en casos de TB en edad pediátrica, ya que indica la presencia de un caso de TB en adultos.
  • Potenciar el uso de las técnicas de epidemiología molecular en la TB disponibles en la Unidad de Referencia Regional de Micobacterias (URRM) de Asturias del HUCA.
  • Mejorar la recogida de información sobre el estatus VIH para poder cumplir con el objetivo marcado por el ECDC de conocer el estatus VIH en el 100% de los casos de TB notificados.
  • Aumentar la formación en el ámbito asistencial (incluyendo a los residentes de las diferentes licenciaturas/grados) sobre las Enfermedades de Declaración Obligatoria (EDO) y su manejo desde el punto de vista de la Salud Pública
  • Replantearse la creación de un Programa específico para el Control de la TB en nuestra Comunidad Autónoma.

 

                                                                                              Informe sobre Tuberculosis 2015

 

 

Editado por última vez el: 31 August, 2018 Imprimir