PARTICIPACIÓN COMUNITARIA EN SALUD

Plan Estratégico de Participación Comunitaria en Salud

imagen de noticia
04 April, 2017 Imprimir

El derecho a participar entendido como tomar parte en alguna cosa e intervenir en la dirección de los asuntos públicos en condiciones de igualdad ya está recogido en el artículo 21 de la Declaración de derechos Humanos (1948) y en el artículo 25 a) del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (1966). Posteriormente, se ha ido incorporando progresivamente en las diversas ordenamientos jurídicos de carácter nacional e internacional adquiriendo así una doble vertiente, social y jurídica, mutuamente complementaria.

 

Estamos, por tanto, ante uno de los pilares básicos sobre los que se asientan las sociedades democráticas: el derecho a la participación ciudadana como un factor esencial en la defensa de valores como el respeto, la tolerancia, la solidaridad, la igualdad y la integración, así como la defensa y promoción de los derechos humanos fundamentales. Por todo ello se puede afirmar que la participación ciudadana es sinónimo de diálogo, concertación, respeto y pluralidad, de implicación directa en el quehacer de las instituciones públicas y de corresponsabilidad en la gestión de los asuntos públicos.

 

En ese sentido, cuando hablamos de Participación Comunitaria en Salud estamos reconociendo el derecho de los ciudadanos y ciudadanas a participar en el diseño, programación, elaboración, realización y evaluación de actividades comunitarias cuyo objetivo es promover una vida sana y un entorno saludable para implementar el desarrollo de la propia comunidad.

Editado por última vez el: 04 April, 2017 Imprimir