Actualización del PCAI Dolor crónico

Este documento contiene una recopilación bibliográfica de recomendaciones clínicas realizadas por un grupo multidisciplinar de profesionales sanitarios que participan en la atención de pacientes con dolor crónico. Y han sido sometidas a un proceso de evaluación, consenso y adaptación a la realidad asturiana.

imagen de noticia
26 April, 2017 Imprimir

Este PCAI (Programa Clave de Atención Interdisciplinar) persigue establecer unas directrices de actuación homogénea en el proceso diagnóstico y en el abordaje integral del dolor crónico siguiendo criterios de calidad científico-técnica, con una optimización de los recursos sanitarios y sociales encaminados a lograr la satisfacción del paciente.

 

Esta es la última versión (mayo de 2013 que se modificará si se produce conocimiento científico relevante, fundamentalmente en aspectos o preguntas concretas en que las recomendaciones se modifiquen sustancialmente).

 

 

 

Recomendaciones clave 

  • La presencia de dolor crónico influye negativamente en la calidad de vida de los ciudadanos y su valoración debe formar parte de la evaluación sistemática y periódica de la salud.
  • En la visita inicial del paciente con dolor crónico debe recogerse una valoración cuantitativa de la intensidad del dolor (escala visual numérica) que será utilizada en las visitas de seguimiento.
  • La evaluación del dolor crónico debe realizarse desde un enfoque biopsicosocial que abarque la complejidad del trastorno.
  • Una valoración adecuada del paciente con dolor crónico debe incluir una anamnesis, examen físico, pruebas complementarias que permitan realizar un diagnóstico definitivo, establecer un plan terapéutico y, si es posible, un pronóstico.
  • En el manejo de dolor crónico se debe adoptar un enfoque biopsicosocial que incluya: tratamiento rehabilitador, tratamiento psicológico y tratamiento farmacológico.
  • Todos los pacientes con dolor crónico, así como familiares y/o cuidadores, deben ser instruidos acerca de los tipos de dolor, características, objetivos del tratamiento, técnicas de autoayuda, pronóstico y utilización de escalas y cuestionarios que se vayan a emplear en el seguimiento.
  • El paracetamol oral, a dosis entre 1 y 4 gramos diarios, es el fármaco de elección en el tratamiento del dolor crónico de origen osteoarticular.
  • Una vez iniciado el tratamiento del dolor crónico, se debe evaluar la respuesta y controlar posibles efectos adversos de los fármacos, con un protocolo de seguimiento variable en función de las características del dolor y de los tratamientos empleados. ¡NUEVO!
  • Si no hay respuesta positiva al paracetamol, se deberá considerar el tratamiento con antiinflamatorios orales teniendo en cuenta la seguridad gastrointestinal y cardiovascular.
  • En los pacientes con dolor nociceptivo crónico no controlado con analgésicos deberá evaluarse la indicación de otros fármacos analgésicos, entre ellos los opioides.
  • La rehabilitación deberá ser provista por un equipo experto cuyos objetivos fundamentales serán: restaurar la función, aliviar el dolor y proporcionar al paciente habilidades para el manejo del dolor persistente.
  • Se recomienda la valoración quirúrgica en pacientes con dolor crónico o discapacidad funcional que no hayan respondido al tratamiento conservador correcto. Su indicación debe basarse en el grado de dolor y de disfunción, tras la adecuada y juiciosa comprobación de su relación unívoca con los resultados de las pruebas complementarias.
 
Editado por última vez el: 26 July, 2017 Imprimir