El área sanitaria I, con cabecera en Jarrio, incorpora a diez nuevos profesionales de varias especialidades

En 2021 se formalizaron 31 contratos para medicina interna y de familia, pediatría, urgencias y cardiología, entre otros servicios

La actividad quirúrgica del hospital ha crecido un 4,75% en lo que va de año respecto al mismo periodo de 2021

Logo SESPA
16 June, 2022 Imprimir

El área sanitaria I, con cabecera en Jarrio, ha contratado a diez nuevos profesionales en lo que va de año y avanza en el marco integral de actuaciones que se puso en marcha para reforzar tanto el personal como las infraestructuras de la comarca.

Las nuevas incorporaciones se corresponden con las especialidades de cirugía general y del aparato digestivo, radiodiagnóstico, medicina interna, cirugía ortopédica y traumatología, ginecología y obstetricia, otorrinolaringología, pediatría y urgencias. A estos profesionales se sumará a finales de mes una geriatra con amplia experiencia y conocimiento de las necesidades asistenciales de la zona.

En 2021, esta área sanitaria realizó 31 contratos, de los cuales nueve eran nuevos o por encima de plantilla, para diversas especialidades y servicios como medicina interna y de familia, pediatría, urgencias y cardiología. Además, en los últimos años se ha incrementado progresivamente la plantilla de atención primaria con 26 personas.

Listas de espera

Respecto a la situación asistencial en el Hospital de Jarrio, durante todo 2021 y los primeros meses de este año se ha trabajado intensamente para reducir las listas de espera, tanto quirúrgica como de consultas y pruebas. En este sentido, las intervenciones han aumentado un 4,75% en lo que va de año respecto al mismo periodo del ejercicio anterior.

Asimismo, los servicios quirúrgicos han programado operaciones en jornadas de mañana y tarde para recuperar la situación anterior a la pandemia. De esta manera, se ha cerrado cada mes sin pacientes que aguardaran más de 180 días.

La actividad en consultas ha crecido un 11,75% en este período, de forma que casi todas las especialidades tienen una demora media de consultas por debajo de los 30 días.

Respecto a las pruebas diagnósticas, la situación también ha mejorado en las últimas semanas y en este campo se plantean programas especiales y derivaciones de pacientes para reducir demoras y garantizar una adecuada atención.

Además, en el área sanitaria se ha consolidado la formación de médicos y enfermeras internos residentes después de su recuperación en 2020.

Editado por última vez el: 17 June, 2022 Imprimir