El Sespa apela a la colaboración ciudadana para lograr una etapa de transición sanitaria “controlada y responsable”

Concepción Saavedra insiste en la necesidad de establecer contacto telefónico antes de acudir al centro de salud Las medidas de humanización para acompañar a pacientes con coronavirus se mantienen en esta nueva fase La situación epidemiológica y asistencial se monitorizará a diario para adecuar la atención a las necesidades

imagen de noticia
12 May, 2020 Imprimir

La directora gerente del Servicio de Salud del Principado (Sespa), Concepción Saavedra, ha apelado hoy a la responsabilidad y colaboración de la ciudadanía para contener la pandemia y avanzar hacia una etapa de transición en el sistema sanitario “controlada y responsable”.

 

Saavedra y el jefe del Servicio de Vigilancia Epidemiológica de la Consejería de Salud, Ismael Huerta, han informado hoy sobre la situación epidemiológica de la fase 1 del proceso de desescalada y el plan de acción del Sespa para este período, en el que se intensificará la detección de posibles casos de coronavirus y el seguimiento del entorno de los afectados para evitar posibles contagios.

 

En este contexto, se adoptarán medidas orientadas a recuperar de manera progresiva la actividad asistencial, con criterios de calidad y seguridad para pacientes y profesionales. Para ello, se monitorizará a diario la evolución de los datos epidemiológicos y asistenciales de la pandemia con el fin de adecuar las estructuras y los procesos organizativos a un posible incremento de la incidencia de las infecciones.

 

La gerente ha insistido en la necesidad de acceder a los centros de salud con responsabilidad y ha recomendado el contacto telefónico previo, prioritariamente a través de los números 984 100 400 y 900 878 232. También ha recordado que se mantienen las medias de humanización para permitir que pacientes menores, embarazadas, personas con demencias, en situación de discapacidad, con dependencia o en cuidados paliativos, afectadas por la COVID-19, puedan estar acompañadas por un familiar sin síntomas de enfermedad.

 

En esta fase, se potenciarán las consultas no presenciales y la telemedicina, para lo cual se reorganizarán las agendas de la actividad programada, al tiempo que se fomentarán la atención telefónica y las videollamadas a pacientes.

 

Los hospitales y los centros de salud conservarán en este período los triajes y el doble circuito para posibles casos coronavirus y personas que padezcan otras patologías. Los usuarios deberán respetar los asientos anulados en las salas de espera y el distanciamiento social de dos metros.

 

Además, se fomentará la desburocratización de las consultas, que mantendrán la receta electrónica sin formato papel, y la incapacidad temporal se gestionará con reconocimiento no presencial.

 

Asimismo, se intensificará la realización de muestras por PCR, test de anticuerpos y pruebas Elisa a todos los pacientes que lo precisen, y serán obligatorias para usuarios que deban someterse a una intervención quirúrgica o prueba diagnóstica invasiva.

 

El Sespa coordinará las áreas sanitarias para agrupar a los pacientes afectados por la COVID-19. En esta fase de transición, se contará con el hospital provisional instalado en el recinto ferial Luis Adaro, de Gijón, donde se atenderán ingresos de larga duración de pacientes positivos por coronavirus, con sintomatología leve, que precisan aislamiento y cuidados. De esta manera, se normalizará la asistencia de otras patologías en el resto de centros hospitalarios.

 

El Servicio de Salud mantendrá la colaboración con los centros concertados y privados para dar una respuesta progresiva y coordinada.

 

Editado por última vez el: 12 May, 2020 Imprimir
Galería de imágenes