Hepatitis B

La hepatitis B es una enfermedad causada por un virus. Aunque puede curar de forma espontánea, también puede convertirse en una hepatitis crónica y provocar la aparición de un cáncer de hígado

imagen de noticia
30 March, 2017 Imprimir

¿Qué es la hepatitis B?

Es una enfermedad producida por un virus que ataca al hígado de las personas. En algunos casos, esta infección pasa inadvertida sin provocar ningún síntoma pero en otras ocasiones aparecen síntomas digestivos (vómitos, dolor abdominal), cansancio, pérdida de apetito e ictericia (color amarillento de la piel y el blanco del ojo).

La hepatitis B se transmite de diversas maneras:

  • Vertical madre-hijo: Embarazadas portadoras, que transmiten el virus a sus hijos a través de las secreciones vaginales en el parto, intraútero antes de nacer (raro), leche materna o por el contacto estrecho en los primeros años de la vida.
  • Horizontal, por contacto de persona a persona a través de fluidos corporales: semen, secreciones vaginales, sangre o líquidos corporales infectados.
  • En un tercio de los casos se desconoce el momento y la razón por la cual se ha producido la infección

Las personas que son infectadas por el virus de la hepatitis B:

  • Muchos no presentarán síntomas en ningún momento (esto es más frecuente cuanto menor es la edad)
  • Algunos sufriran la hepatitis típica con los síntomas ya comentados. Estos síntomas pueden durar semanas o, incluso, meses.

La mayoría de los pacientes infectados se curan de forma espontánea. Sin embargo, en algunos pacientes el virus no se elimina por completo convirtiendose en portadores crónicos capaces de infectar a otras personas. Otros evolucionarán a cirrosis y, algunos de estos, desarrollarán un cáncer de hígado despues de varios años.

¿Cómo prevenirla?

Existe una vacuna que previene la infección por el virus de la Hepatitis B. La vacuna tiene una eficacia del 90% en adultos y adolescentes y casi del 100% en recién nacidos. Se alcanzan niveles protectores a las 2 semanas de la 2ª dosis y duran al menos 10 años.

Existe tambien una gammaglobulina antihepatitis B que tiene un efecto protector cuando se produce un contacto en personas no vacunadas. Sin embargo, la mejor estrategia para proteger de la enfermedad es la administración de la vacuna

¿Cuándo se administra la vacuna?

En el Principado de Asturias, la vacuna frente a la hepatitis B se administra a los 2, 4 y 11 meses.

A aquellos niños y niñas de 13 años a los que no se les administró la vacuna al nacer, se les vacuna a esta edad administrándoles tres dosis.

¿Puede ocasionar algún problema la vacunación?

Los efectos secundarios son infrecuentes y leves. Los más habituales son la aparición de una reacción local de enrojecimiento y dolor en el lugar de la aplicación y síntomas generales como fiebre, dolores musculares y aparición de una erupción en la piel. Mucho más raros son la aparición de reacciones alérgicas con hipotensión o broncoespasmo.

Como en el resto de vacunas, la frecuencia y severidad de los efectos secundarios quedan cubiertos por las grandes ventajas que supone la vacunación frente a esta enfermedad.

A pesar de que se ha relacionado a esta vacuna con algunas enfermedades serias, no ha sido posible demostrarlo y los organismos internacionales siguen recomendando esta vacuna para todas las personas en las que está indicada. Algunas de las enfermedades con las que se ha relacionado a la vacuna son:

  • Esclerosis múltiple.
  • Síndrome de muerte súbita del lactante.
  • Síndrome de fatiga crónica.
  • Síndrome de Guillen-Barré.
  • Artritis reumatoidea.
  • Mielitis transversa.
  • Neuritis óptica
Editado por última vez el: 26 February, 2018 Imprimir