La lista de espera quirúrgica se contiene en julio pese a la alta ocupación hospitalaria y las bajas laborales de los sanitarios por la covid

  • La demora media para una cirugía se sitúa en 93 días, similar al mismo mes del año pasado

 

  • Los profesionales han practicado 4.636 intervenciones vespertinas desde el inicio del plan de choque

 

  • El Sespa registra la mayor actividad en pruebas diagnósticas para un mes de julio de los últimos cuatro años

habitacion_hospital
22 August, 2022 Imprimir

El Servicio de Salud del Principado de Asturias (Sespa) ha conseguido contener el incremento de las listas de espera para intervenciones quirúrgicas, que suman unas 22.000 cirugías pendientes, a pesar de la alta ocupación hospitalaria y las bajas laborales de los profesionales sanitarios por la incidencia de la covid-19. De este modo, se han logrado mantener cifras de demora media similares al año pasado, aunque, como es habitual en los periodos estivales, se ha frenado la tendencia descendente del segundo trimestre.

Durante el mes pasado, los hospitales públicos asturianos han soportado presiones asistenciales elevadas por la incidencia de la covid-19 que ha confluido con bajas laborales de los profesionales por esta causa durante esta última ola. De hecho, el 13 de julio estaban hospitalizadas 394 personas por coronavirus. Solo ese día ingresaron 65 pacientes. Asimismo, el 8 de julio las UCI atendieron 7 ingresos por covid en una misma jornada y una semana después, 17 camas de esta unidad estaban ocupadas por este tipo de enfermos.

Esta situación precisó del esfuerzo de la actividad asistencial para atender a los pacientes covid y de otras patologías urgentes y no demorables, en detrimento de la actividad quirúrgica programada.

A pesar de este contexto desfavorable, la demora media para pasar por quirófano se situó en los 93,89 días, un número por debajo de las registradas en los primeros meses del año y similar a la de julio de 2021. Asimismo, el número de pacientes que esperan más de 180 días por una intervención programada se ha reducido respecto al mismo periodo del año pasado, al pasar de las 2.684 personas a las 2.406.

Respecto a las operaciones del plan de choque para reducir los efectos de la pandemia en las listas de espera, en julio se realizaron 208 cirugías vespertinas. En total, el Sespa ha efectuado 4.636 intervenciones por las tardes desde el inicio del citado plan, el 20 de septiembre de 2021.

Por otra parte, los especialistas hospitalarios atendieron 116.024 consultas, una actividad similar a la registrada en julio del año pasado. La demora media para una primera consulta se sitúa en 77 días, cinco días por debajo de la registrada a principios de año. Destaca la disminución del número de pacientes en espera de la especialidad de Oftalmología, que se sitúa por debajo de la cifra de cierre de 2021.

En cuanto a las pruebas de diagnóstico, se realizaron 27.593, la cantidad más alta para un mes de julio en los últimos cuatro años y casi un 40% mayor que la desarrollada hace un año. De hecho, la actividad de las resonancias, escáneres y mamografías es superior a años anteriores a la pandemia.

Editado por última vez el: 23 August, 2022 Imprimir