Prevención de caídas de pacientes ingresados - Artículo en revisión

Prácticas seguras relacionadas con cuidados de enfermería.

imagen de noticia
10 April, 2017 Principado de Asturias Imprimir

Cada vez es mayor la preocupación y concienciación de los profesionales sanitarios por conseguir unos cuidados de calidad que ofrezcan una atención segura y basada en evidencias científicas. La Seguridad del Paciente es un componente clave de la calidad asistencial. Los efectos no deseados, secundarios en la atención sanitaria, representan una causa de elevada morbilidad y mortalidad en todos los sistemas sanitarios desarrollados.

El Ministerio de Sanidad y Política Social e Igualdad ha situado la seguridad del paciente en el centro de las políticas sanitarias como uno de los elementos clave de la mejora de la calidad. Constituye la estrategia número 8 del Plan de Calidad para el Sistema

Nacional de Salud (SNS), que se viene desarrollando desde el 2005 en coordinación con las Comunidades Autónomas.

La Dirección General de Calidad e Innovación en los Servicios Sanitarios de la Consejería de Salud y Servicios Sanitarios considera las políticas de la seguridad del paciente fundamentales y una apuesta imprescindible del sistema de calidad. Dentro de la prevención de eventos adversos se incluye la elaboración e implantación de un Programa de Prevención de Caídas de pacientes ingresados que normalice la actuación en este área en todos los hospitales.

Según la Organización Mundial de la Salud, se define caída como “la consecuencia de cualquier acontecimiento que precipite al individuo al suelo en contra de su voluntad”.

 

La prevención de caídas es uno de los indicadores de calidad de los cuidados de enfermería cuyo seguimiento es común en todos los programas de calidad de los distintos hospitales.

Las caídas son efectos adversos que se presentan diariamente en el ámbito hospitalario. En la replicación del estudio ENEAS realizado en Asturias la frecuencia de las caídas como efecto adverso es de un 0,5%. Hay que tener en cuenta que un tercio de las personas mayores de 65 años y la mitad de las personas mayores de 80 sufren, al menos, una caída al año. Sus consecuencias tienen, a menudo, gran repercusión en el bienestar del paciente y su familia, y en los costes y la sostenibilidad del sistema. Es necesario hacer el esfuerzo por encontrar estrategias que minimicen el número de caídas de los pacientes durante su ingreso en el

hospital.

Aunque todos los pacientes tienen, en alguna medida, riesgo de caerse durante su estancia hospitalaria, existen múltiples factores asociados al aumento del riesgo que sería necesario detectar a través de instrumentos de evaluación, que identifiquen al paciente de alto riesgo y así poder reducir el número de caídas en el hospital.

Este proyecto tiene como objeto:

  • Establecer criterios de actuación homogéneos en la prevención y cuidados a pacientes con riesgo de caídas de acuerdo a las últimas evidencias científicas disponibles.
  • Disminuir el número de caídas en los pacientes ingresados y los efectos adversos derivados de las mismas.
  • Fomentar la cultura de seguridad entre profesionales, pacientes y familiares.
 
Editado por última vez el: 03 December, 2018 Imprimir