"Ni ogros ni princesas"(2ª Edición)

Guía para la Educación Afectivo-sexual en la ESO

imagen de noticia
11 August, 2017 Imprimir

La sexualidad humana está vinculada a los afectos. Afectos y sexualidad nos acompañan a lo largo de toda la vida y en la adolescencia se constituyen en uno de los centros de preocupación, ya que es la etapa en la que las relaciones elegidas entre quienes comparten edad, centro de estudios, barrio, actividades deportivas, etc., empiezan a configurarse como importantes y van ganando terreno a las que tienen lugar en la familia.

Para definir nuestro modelo de educación afectivo sexual, utilizamos el que Félix López llama modelo biográfico, basado en la libertad personal, sin obviar la participación de la sociedad de la que la escuela forma parte, y que propugna valores como la ética del consentimiento, la igualdad entre los sexos, la lealtad interpersonal, el placer compartido, la responsabilidad compartida, la autonomía emocional y la igualdad de las distintas orientaciones sexuales.

Los afectos son importantes en la vida de todo el mundo, pero aún pervive la idea de que las cuestiones relativas a afectos y sentimientos son más propias de las chicas que de los chicos, juzgándose en ellas como “natural” lo que en ellos se valora como “debilidad”, esto es, el dedicar tiempo de preocupaciones y conversaciones a asuntos afectivos.

Esta diferente percepción tiene su origen en los estereotipos de género que todavía se conservan en nuestra sociedad. Nuestro reto es que tanto las alumnas como los alumnos adquieran las capacidades básicas para su desarrollo humano: la autonomía personal, la capacidad de ser responsables del propio proyecto de vida, el desarrollo de la afectividad, la capacidad de comunicación, la inteligencia, la creatividad, la actividad y la eficiencia. Específicamente, el logro de la autonomía personal y emocional de las chicas y que los chicos desarrollen la ética del cuidado, la expresión emocional y la empatía para la convivencia.

Esta Guía ha sido elaborada por profesionales del ámbito educativo que llevan a cabo el proyecto de Educación Afectivo-Sexual en un centro escolar de la red pública. Es una propuesta para el profesorado desde el profesorado.

La guía, que pretende ser sencilla y útil, no elimina la necesidad de formación de las personas que quieran llevarla a las aulas. Más bien, abre las puertas a la necesidad de saber más.

Para esta segunda edición de "Ni ogros ni princesas". Guía para la educación afectivo-sexual en la ESO, hemos introducido tres cambios importantes: la modificación del título de las sesiones 10 y 11 de 1º de la ESO en las que hemos sustituido "Diversidad familiar" por "Hogares diversos", una nueva sesión para 4º de ESO: "Decir sí: la primera vez" y una consideración más amplia de las nuevas tecnologías de la comunicación.

La primera innovación, la sustitución del título "Diversidad familiar" por "Hogares diversos", viene justificada por la pertinencia de contemplar aquellas situaciones en las que la convivencia no sea con los miembros de la familia más cercana (progenitores y hermanos o hermanas), sino con parientes más lejanos o en instituciones. La unidad va enfocada a la responsabilidad respecto a aquellas personas con las que se convive, independientemente del parentesco que se tenga con ellas y, aunque en la mayoría de los casos el hogar está constituido por los parientes más cercanos, no es así en todas las situaciones.

La segunda incorporación, "Decir sí: la primera vez", responde a que es una de las inquietudes que manifiesta abiertamente la juventud, sobre todo las chicas.

La tercera modificación, la relativa a las nuevas tecnologías, la hemos introducido en las actividades de los temas de compañerismo de 1º (sesión 7) y de amistad de 2º (sesión 12), pues consideramos la importancia creciente que para la adolescencia tiene el escenario de la red, tanto para el establecimiento de nuevas relaciones como para el afianzamiento de las ya existentes o para la generación de conflictos. Además, hemos modificado el tema correspondiente de 3º (sesión 11) respecto al riesgo que entraña la simulación que permite la red debido a la posibilidad de engaños, manipulaciones o chantajes.

 

 

A lo largo de esta guía destacamos tres aspectos importantes en la formación de la afectividad y la sexualidad: la autoestima, la igualdad de chicas y chicos y la igualdad entre las diferentes orientaciones sexuales. Es por ello por lo que consideramos que estos tres aspectos, a los que, por otra parte, les dedicamos sesiones específicas, deben estar presentes a lo largo de todo el desarrollo del programa.

 

"Ni ogros ni princesas". 2ª Edición 

 

Ni ogros ni princesas

Programa para la educación afectivo sexual en la ESO de la Consejería de Sanidad, la Consejería de Educación y Cultura, y el Instituto Asturiano de la Mujer.

Editado por última vez el: 25 October, 2017 Imprimir