5. Oportunidades de mejora

imagen de noticia
16 May, 2017 Imprimir

La ampliación y mejora de los edificios e instalaciones del Hospital de Cabueñes, cuya necesidad resulta patente según el análisis de situación actual, debe hacerse de forma que favorezca el desarrollo del modelo de organización y funcionamiento definido.

 

Es una ocasión para ordenar los espacios asistenciales en grandes áreas de actividad: Área de Urgencias, Área de Atención Ambulatoria, Área Quirúrgica, Área de Hospitalización Convencional, Área de Servicios de Apoyo Diagnóstico y Área de Medicina Física y Rehabilitación. Estás áreas han de ser complementadas con las de los espacios dedicados a la Docencia y a la Investigación.

 

Las zonas dedicadas a las funciones de Gestión y Administración han de estar claramente  diferenciadas de las anteriores. De otra parte los espacios dedicados a los servicios e instalaciones de Logística y Mantenimiento deben ser optimizados, además de acometer la renovación y mejora de las instalaciones básicas.

 

Bajo este esquema, además de acometer la mejora de las circulaciones externas y accesos, resulta clave la reconfiguración  de las circulaciones internas.

A continuación comentamos de forma más concreta algunas de estas oportunidades de mejora.

 

5.1.- Área de  Hospitalización Convencional.

 

La estrategia de desarrollo de todas las modalidades de hospitalización alternativas a la tradicional debe seguir siendo potenciada, proporcionando las instalaciones adecuadas para el desempeño de este tipo de actividad. Así, es preciso crear una estructura que nos permita incrementar la ambulatorización de los procesos de diagnóstico y tratamiento lo  que a su vez conlleva un adecuado dimensionamiento del peso de la hospitalización convencional.

 

Los Hospitales de Día han de ser reconfigurados y ubicados en un Área Ambulatoria perfectamente definida y que sea el núcleo de la actividad del Hospital. 

 

Todas las áreas de hospitalización dispondrán de una tipología funcional que facilite la atención a pacientes en situación de dependencia.

 

Se deben mejorar las condiciones de confortabilidad en cuanto al número de camas por habitación de hospitalización convencional, que han de ser con capacidad para una y dos camas.

 

La capacidad de la hospitalización convencional debe ser abordada procurando mejorar la configuración y oferta de servicios en el conjunto del Área, considerando las camas actualmente instaladas y no utilizadas en los dispositivos de la Red de Utilización Pública del Área ( Hospital de Jove como referencia del Distrito I) y la máxima ambulatorización de procesos asistenciales posible.

 

La coordinación socio - sanitaria resulta un elemento indispensable y cada vez más necesario, así como el mejor abordaje a la cronicidad dentro de la concepción de Gestión integral de gestión de servicios sanitarios con base poblacional.

 

La atención a los pacientes ingresados deberá considerar las características propias de los procesos patológicos que presenten los pacientes, así como las características individuales de los mismos, recogiendo las necesidades estructurales relacionadas con procesos o patologías concretas que requieran condiciones especiales.  

 

5.2.- Área de Atención Ambulatoria.

 

Un Área de Atención Ambulatoria potente que aglutine toda la actividad de este tipo ha de ser  un elemento central del hospital

Debe aglutinar también la actividad de este tipo, incluida el CEP de Pumarín y la Casa del Mar.

Como núcleo central de la actividad del Hospital, el Área de Atención Ambulatoria debe integrar las consultas, con especial orientación a la Alta Resolución, los gabinetes de exploración y técnicas especiales y debe contener las zonas relativas a la gestión y administración de cada servicio clínico y las que facilitan el trabajo en equipo.

 

La organización funcional y física del Área Ambulatoria estará determinada por el grado de integración de las modalidades asistenciales para cada servicio y por la atención multidisciplinar que conllevan determinados procesos.

 

En este Área se debe incluir la Unidad de Cirugía Mayor Ambulatoria, los Hospitales de Día, la Unidad de Hemodiálisis, la zona de dispensación de Farmacia Hospitalaria para pacientes externos y las zonas de extracción de muestras sanguíneas. Las circulaciones relativas a la comunicación con servicios de apoyo, como Radiología, deben ser exclusivas, adaptando en consecuencia la disposición de los espacios de las instalaciones de Diagnóstico por Imagen a este concepto. La zona de atención a pacientes pediátricos debe estar adecuadamente diferenciada. Los accesos desde el exterior deben ser específicos.

 

5.3.- Área Quirúrgica.

 

La necesidad de mejorar las instalaciones dedicadas a la actividad quirúrgica ha de permitir configurar un espació exclusivo dentro del hospital, cuyas comunicaciones con Urgencias, Hospitalización tradicional, incluyendo UCI, y el Área Ambulatoria deben ser especialmente cuidadas.

 

Permitirá acabar con la dispersión de quirófanos de bloques en niveles diferentes, permitir la incorporación adecuada de TIC y de sistemas de seguridad ambiental.  La configuración de este espacio debe incluir la potenciación de la Cirugía Mayor Ambulatoria.

 

Su dimensionamiento debe tener en cuenta la cooperación con el resto de los Hospitales de la red de utilización pública y la disminución de las demoras.

 

El dimensionamiento idóneo de la Reanimación Postquirúrgica y la Recuperación Postanestésica ha der ser abordado teniendo presente que ha de distribuirse este recurso de tal forma que satisfaga las necesidades relativas a la Cirugía Mayor Ambulatoria y a la de la actividad quirúrgica realizada en régimen de hospitalización convencional.

 

5.4.- Área de Urgencias.

 

La mejora de las instalaciones destinadas a la atención de las Urgencias debe tener en cuenta el favorecimiento de su modelo de funcionamiento basado en la identificación y clasificación de la prioridad de atención y el tiempo idóneo en que se debe atender a  los pacientes (diferenciación por niveles de gravedad).

 

Debe recoger también dicha mejora la diferenciación de la atención a pacientes pediátricos de la de los adultos, el flujo diferenciado de urgencias obstétricas, la mejora de los accesos, las circulaciones de comunicación con otras áreas del hospital, en particular con Radiología, Área Quirúrgica, área Obstétrica, UCI y Hospitalización, las conexiones con Laboratorios y el respeto por la intimidad, confidencialidad y confortabilidad de los pacientes y de sus familiares y cuidadores.

 

Otros aspectos que se deben contemplar dentro de la reforma para la mejora del Área hacen referencia a: la organización destinada a la facilitación de la continuidad asistencial dentro de la consideración de los dispositivos a los que se derive a los pacientes, la atención a incidentes con múltiples victimas, la diferenciación de espacios para pacientes ambulantes (consultas) y para los que necesiten encamamiento, incluyendo observación y corta estancia, así como para la atención a determinados procesos tipificados o códigos especiales de actuación como los correspondientes al Dolor Torácico o Ictus, o susceptibles de ser clasificados como de Alta Resolución.

 

El Servicio de Urgencias debe ser liberado de su función de puerta de entrada o de salida para pacientes trasladados entre hospitales u otros dispositivos sanitarios, creando para ello accesos específicos en otros puntos del Hospital.

 

5.5.- Servicios Básicos.

 

5.5.1.- Diagnóstico por Imagen (Servicio de Radiología). La actuación sobre los espacios de este Servicio debe optimizar su comunicación con las zonas básicas de actividad del Hospital: Área Ambulatoria, Área de Urgencias y Área de Hospitalización y con el exterior.

 

Se deben introducir los criterios de flexibilidad necesarios para la incorporación de equipamientos futuros tanto por renovación como por ampliación de los existentes.

 

Las posibilidades de desarrollo de la radiología digital, y la implantación de la historia clínica electrónica, permiten igualmente valorar la descentralización del servicio y establecer centros de referencia para la información de imágenes realizadas en puntos geográficos distintos, aspecto a tener en cuenta en posibles desarrollos de equipamientos en puntos estratégicos de Atención Primaria, y en la promoción de centros de referencia para la  lectura de imágenes y estudios radiológicos.

 

El apoyo a las Consultas de Alta Resolución es otro importante factor condicionante.

 

5.5.2.- Área de Laboratorios.

El necesario proceso de modernización y mejora de las instalaciones de los laboratorios representa una ocasión para coordinar los Servicios que disponen de laboratorios que comparten actividades comunes en sus procesos, tanto en la fase preanalítica y analítica, como en la postanalítica. También es una oportunidad para configurar un Laboratorio "Core" y revisar la cooperación con los Laboratorios de otros hospitales, en especial con el Laboratorio de Medicina del HUCA.

 

El modelo debe incluir la descentralización de los procesos de extracciones, la identificación única de pacientes y episodios, la petición remota y la elaboración de informes para su consulta "en línea" en tiempo real.

 

5.5.3.- Farmacia.

Se manifiesta la necesidad  de enfocar más la actividad de farmacia a mejorar la cobertura de las necesidades del paciente, en un marco de cooperación con el Área VI, lo que ha de suponer un contacto más directo con el paciente y los equipos médicos y de enfermería. En este sentido se identifican las siguientes líneas de actuación:

  • Conseguir mayor presencia de la Farmacia Hospitalaria en los servicios clínicos. Se recomienda cubrir UCI, Urgencias, Oncología/Hematología, Pediatría y Medicina Interna.
  • Acercar la medicación al paciente, mediante la presencia de farmacéutica en el Hospital de Día.
  • Simplificar el acceso del paciente a su tratamiento al alta hospitalaria. Aportar tratamientos de difícil disponibilidad. Conciliar todos los tratamientos farmacoterapéuticos al ingreso y al alta hospitalaria.
  • En la atención a los pacientes externos mejorar la accesibilidad de espacios y establecer el envío de medicación por sistemas habituales para pacientes adherentes, con valor de adherencia mayor del 90%.  Establecer sistemas de citación como en el resto de las consultas, integrado en el sistema general del Hospital y con informe y registro de actividad.

 

5.6.- Docencia e Investigación.

 

Los espacios para la formación continua y la docencia postgrado pueden ser mejorados creando un espacio concreto para esta actividad.

 

El modelo de Investigación tiene que tener en cuenta que esta se ha de realizar en forma cooperativa con toda la red regional y con otros sectores y en particular con las estructuras centralizadas en el entorno del HUCA, tales como la de la FINBA.

 

5.7.- Otros servicios.

 

5.7.1.- Servicio de Atención al Ciudadano (SAC).

El Plan de Ampliación y Reforma del Hospital de Cabueñes proporciona una gran ocasión para ayudar a configurar el nuevo Servicio de Atención al Ciudadano (SAC), dotándole, de los espacios necesarios dispuestos en armonía con el modelo de organización y funcionamiento del Hospital que se pretende potenciar y desarrollar plenamente.

 

5.7.2.- Esterilización.

Este servicio debe orientar su reforma dentro de la visión de funcionamiento integrado y trabajo en red de los Hospitales del SESPA. Este concepto puede hacerse extensivo a otros procesos de apoyo tales como la logística, la lencería y la lavandería, pero no es esta decisión crítica para este momento del Plan.

 
 
ENLACES de interés:
 
Editado por última vez el: 01 August, 2017 Imprimir