ESTRATEGIA FRENTE A MEDICAMENTOS FALSIFICADOS Agencia Española de Medicamentos y Productos sanitarios 2016 – 2019

La falsificación de medicamentos constituye un importante problema de salud pública que preocupa tanto a las autoridades como a todos los profesionales que desarrollan actividades en relación con los medicamentos.

imagen de noticia
04 April, 2017 Imprimir

Los medicamentos falsificados suponen un riesgo muy importante para la salud de los pacientes y por ello las autoridades sanitarias de todo el mundo desarrollan diversas iniciativas frente a este problema. En el caso de España, a través de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios  se vienen desarrollando desde 2008  estrategias cuatrienales, siendo el documento actual el correspondiente a la tercera edición.   

 

Esta estrategia complementa la regulación nacional, derivada de la normativa europea, frente a la falsificación de medicamentos posibilitando un enfoque que favorece las actuaciones de todos los sectores implicados. En su elaboración  se ha consultado a las distintas instituciones y agentes implicados: Autoridades sanitarias de las comunidades autónomas (a través del Comité Técnico de Inspección  – CTI), que participan en un importante número de las actuaciones incluidas, así como a los servicios farmacéuticos de control sanitario en frontera de las Delegaciones y Subdelegaciones de Gobierno, a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, así como otros departamentos ministeriales, en particular, la Administración Tributaria y el Ministerio de Justicia. También se han tenido en cuenta las aportaciones de las asociaciones empresariales de la industria farmacéutica.  

 

Las bases de ediciones anteriores de la estrategia se mantienen ya que siguen siendo plenamente vigentes pues son elementos esenciales que han sido reconocidos además por otros organismos, tanto nacionales como internacionales, para luchar contra los medicamentos falsificados:  

 

1. Cooperación de todos los sectores implicados, tanto sanitarios como no sanitarios, de naturaleza pública o privada 

2. Intercambio de información rápido y permanente entre todas las partes interesadas, así como con las autoridades sanitarias de otros países y con otros organismos inter o supranacionales.

3. Formación adecuada de todos los agentes implicados, e incremento de la sensibilización y conocimiento de los ciudadanos sobre este problema.  

 

El objetivo último de todas estas actuaciones es la protección de la salud de los ciudadanos de los peligros asociados al consumo de medicamentos falsificados.

Editado por última vez el: 27 July, 2017 Imprimir